Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 septiembre 2013

¡QUÉ BONITA LA VIDA!

vida 7

………………………

Para leer escuchando…

………………………

El tiempo pasaba lentamente.

Detenido. Apenas sustentado en el aire por la nostalgia.

Ya era otoño, y al otro lado de la ventana, todo transcurría de la mano de días que amarilleaban las hojas del olmo; el viejo olmo de la estación. Donde cada mañana, café en mano, Él perdía su mirada viendo como los viajeros tomaban el tren.

El tren de su existencia…

Abrazos. Jose desayunaba cada mañana abrazos.

Desayunaba abrazos...

Desayunaba abrazos…

Tiernos, recién horneados sobre aquel andén que divisaba en la distancia. Caricias de última hora bañadas en el aceite de la despedida. Besos, esos que te rasgan el alma desde aquel último escalón; lágrimas, que templadas, regaban al alba mejillas y corazones… también el suyo.

Nada parecía enturbiar aquellos instantes cada amanecer. Nada.

Como si el tiempo se detuviera para todos por momentos frente a su mirada… la de un hombre que necesitaba esos abrazos más que nadie.

Sólo el ruido del motor rompía entonces el encantamiento; para dejar tras los vagones un reguero de esperanzas, y en Él, de añoranza…

[…]

Jose tomó el último sorbo aquella mañana, para dejar la taza sobre la mesa. El sol, tímidamente, atravesaba el cristal bañando su cara con aquel manto tibio que lo reconfortaba.

Cerró los ojos. Y sólo pudo viajar a su lado.

Cerró los ojos...

Cerró los ojos…

Recordar cómo ella disfrutaba de aquella primera luz, para dejarse acariciar por sus rayos; cargando su mundo interior con su energía.

Y pensó en aquellos minutos eternos donde nada importaba. Sólo el dulce placer de estar juntos, su mayor tesoro. Soñó con su aroma. Percibió su aliento fresco… casi pudo tocarla; o tal vez lo hizo…

[…]

El folio en blanco le esperaba.

El folio en blanco...

El folio en blanco…

Lo llamaba aquel sábado solitario para llenarlo de sueños. Los de un aprendiz que trazaba ilusiones vestidas de tinta cada día.

Él se dejaba llevar.

Como si una fuerza invisible moviera sus dedos para vivir historias aún no vividas. Para ser gentes que no conocía. Para dibujar rostros que tomaban forma a cada vuelta de folio, como un milagro de andar por casa.

Y es que aquella chistera maravillosa de la punta de su “Pilot” lo elevaba sobre la rutina, sobre las alegrías y muchas veces sobre la tristeza. Sobre sus miserias.

Para viajar por los espacios infinitos de la imaginación hacia vidas que Él convertía en suyas, esperando ser algún día las de todos.

Para abrazar. Abrazar en aquel largo párrafo a sus personajes, en ese abrazo perdido que necesitaba. Para amar como amaba. Para decir lo que sentía o cómo lo sentía en aquel capítulo inacabado.

Para ser uno mismo sin serlo. Para ser otros, siendo Él en la distancia.

Y tejer historias.

Tejer HISTORIAS...

Tejer HISTORIAS…

Y es que muchas veces Jose se sentía más un sastre, un remendón… un costurero que un escritor. Tomando los hilos grises o de colores de la vida para tejer fábulas y cuentos. Para dibujar sobre la tela de celulosa, bodegones de existencias entrecruzadas; remendar mundos e hilvanar almas. Para zurcir ilusiones…

Pero hoy aquella historia se resistía. Las musas estaban de viaje.

Él sentía que algo brotaba dentro. Que el agua de la inspiración subía templada como aquel café mañanero por la cafetera. Pero algo fallaba.

Estaba tan lleno de proyectos. Tan feliz, que la melancolía ponía freno a aquel torbellino de palabras que se abarrotaban a la puerta de salida.

Las frases iban y volvían en su cabeza.

Gritaban nombres. Susurraban besos y lanzaban caricias. Reían, sufrían o soñaban dentro de Él buscando escapatoria. Vivencias de unos personajes que se agolpaban frente a sus ojos como espíritus sin alma, deseosos de ser tocados por aquella varita para tomar vida.

Vida…

Y pensó en ello.

En la vida. En la suya. En la de todos.

En la de los que esperaban recibirla de su mano, a vuelta de papel y pluma. En ese maravilloso regalo; ese viaje del que hoy se sentía responsable… y que le hizo volar de nuevo sobre aquel A4, huérfano, impoluto.

Para abrir de para en par aquella ventana mágica…

  […]vida 5

Carta desde algún lugar del mundo…

29 de Septiembre de 2013.

Vida.

Hoy quiero hablaros de la vida.

¡Qué bonita es la vida y qué pocas veces lo pensamos!

Tal vez el problema reside en que pocas veces le preguntamos. Sí a nuestra propia existencia. Así que si me lo permitís, en vez de hablaros, voy charlar con ella un rato…

………………………

Buenos días compañera.

Hoy me has regalado otoño. Una nueva mañana que me ha asaltado temprano por sorpresa.

La has vestido preciosa. Te has esmerado.

Y como una novia ha venido a la vera de mi cama para dibujar con mi almohada minutos de duermevela. Tú, suavemente, pintabas de luz y sombras nuestro cuarto; mientras que yo salía del sueño que me regalaste anoche.

Qué decirte hoy que no sepas.

Conoces como nadie cada recodo de mi camino, porque Tú eres a la vez senda y recuerdo. Me tejes a cada vuelta, o tal vez yo te paladeo despacio; y es que realmente  no sé donde empiezas y donde acabo.

¡Ay, querida existencia, que difícil te lo pongo a veces!…

¿O eres Tú bribona?…

Llevamos tantos años navegando estas aguas turbulentas que a veces no sé si soy capitán o soy grumete. Si llevo el timón o Tú marcas la ruta. 

Hoy quiero que estas primeras horas que me obsequias sean para ti… ¡Te tengo tan abandonada!

Y es que me pierdo en tus horas, en tus días, que se disuelven frente a mis ojos como un azucarillo; pero sé que a veces, no los lleno como Tú quisieras, ni te rindo cuentas…

Pero Tú me buscas dentro siempre. Cuando pierdo el norte.

Y me elevas sobre lo absurdo y lo rutinario para bucear en mi interior, sacando lo mejor de mi mismo.

Y luego yo, aún aprendiz de navegante, me vuelvo a dejar llevar por los vientos en vez de tomar el mando de tu navío que es el mío, olvidando la esencia.

Eres un don, un tesoro, un regalo. ¿Lo sabes?…

Déjame que hoy te regale el oído.

Porque realmente olvidamos muchas veces qué bonita eres. Y perdidos en ti misma, malgastamos tus horas contándonos las penas que tu historia nos traza, para olvidar la maravillosa belleza del propio camino.

La belleza del camino...

La belleza del camino…

Nos perdemos en cómo llegar a la meta, sin pararnos a saborear cada paso para hacerlo. Te vivimos buscando llegar a lo más alto a veces a cualquier precio, sin pensar en lo que nos dejamos por el camino.

Hoy querida vida, quiero hacerte una promesa. Te lo mereces.

Me has traído este último año muchos días dulces y momentos inolvidables, y quiero prometerte que voy a beberte a grandes sorbos pero saboreándote despacio.

Que voy a vestirte ahora con tus mejores galas, ya que Tú me ha regalado la mejor compañía. La que sabes, nos ha pintado de mil tonos brillantes, y ha curado nuestras heridas. 

Quiero andarte caminos nuevos. Dibujarte en mañanas tiernas y volar por tus aires más alegres… déjame esta vez guiarte.

Volar por tus aires...

Volar por tus aires…

Te prometo que cada amanecer será de nuevo para mí una esperanza. Cada jornada un descubrimiento, cada noche que me des, un paraíso. Y no importará cual sea el lugar, patria o circunstancia..

Que me dejaré llevar por tus consejos. Y alzaré el vuelo a tus mejores vientos para no perder ni un segundo de nuestro tiempo en lamentos; para beber el vino joven, sin esperar barricas ni maderas nobles.

Que dormiré lo justo para tejer en sueños tus mañanas.

Que veré el sol como el mejor presente… y el cielo como el mejor envoltorio.

Que apuraré de nuevo nuestro tiempo, para saborearlo como si fuera el último día…

Sólo te pido, querida amiga, hacerlo ya siempre de su mano. Esa que nos ha llevado de nuevo a disfrutarnos juntos.

Que me ha hecho nuevamente, verte como ahora te veo tan hermosa a través de sus ojos…

Esos ojos que Tú sabes como nadie, que nos hablan…

[…]

Jose, dejó sobre la mesa con delicadeza el último folio. Y cerró aquella ventana de sueños.

Para abrir de nuevo la suya a la vida…

 

………………………

DEDICATORIA: 

Al maravilloso regalo que es la vida…

 

 

Anuncios

Read Full Post »

ESPACIO…

ESPACIO...

ESPACIO…

Para leer escuchando:

“Ven conmigo…

Quiero caminar contigo,

en un día nublado…

en campos donde la hierba crece…

ven conmigo…” 

por Norah Jones 

……………………………………..

Entre tú y yo hay un espacio.

Leve, sutil… transparente.

Que se nos vuelve en ausente.

Para acercarnos despacio.

 

Transparente...

Transparente…

Espacio, pero finito.

Que me aproxima y nos une.

Libres, cómplices… inmunes.

Dos lados de un mismo sitio.

 

Hueco, rendija, frontera.

Minúscula holgura, intermedio.

Amplio, tierno… primavera.

Cuando a mi lado te encuentro.

Primavera...

Primavera…

 

Lapso de luz en tu ausencia.

Oquedad gris en la espera.

Soledad, quiera o no quiera,

Si no tengo tu presencia.

 

Frente  a tus ojos...

Frente a tus ojos…

Amplio mar frente a tus ojos.

Inmenso azul en tus manos.

Cóncavo, convexo en tus senos.

Y en mis abrazos… ancho.

 

De mis sentimientos...

De mis sentimientos…

Puerta de mis sentimientos.

Ventana, de tus palabras lago.

Tiempo poroso al tiempo.

Espacio, simplemente… ESPACIO

distancia 8

……………………………………..

DEDICATORIA:

  • A los maravillosos espacios de la vida.

 

Read Full Post »