Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 noviembre 2013

CONMIGO…

CONMIGO...

CONMIGO…

Para leer escuchando…

 

…………………………

A veces, algunas veces…

En esas horas eternas de búsqueda y desasosiego. Sin ser consciente. Ausente… me pierdo.

Sí. Me pierdo en la penumbra de mis pensamientos.

Para sorprenderme, en un instante, viajando hacia mi mismo. A mis adentros. A lo más profundo.

Cuando nadie me ve. Nadie. Ni yo mismo.

Tan sólo los recuerdos me acompañan, compañeros de viaje… compañeros. Para buscar respuestas a preguntas que nunca me he hecho. Pero que tienen contestación, en algún lugar; muy cerca.

Entonces, abro de par en par puertas y ventanas. Cerradas; entornadas a mis sentimientos, y a mis nostalgias.  A todo lo que llevo en las alforjas del alma. Que pesan. Que duelen… que sangran.

... SIN SEÑALES.

... SIN SEÑALES.

Que a veces se hacen insoportables de llevar por caminos donde no hay cruces ni señales. Luces ni fondas. Nada. Tan sólo la propia senda. El tesón por norte y por montura la esperanza.

Pero que otras veces brillan, livianas. Tiernas… alegres.

De aires nuevos...

De aires nuevos…

Cargadas de aires nuevos que hacen más fácil la travesía. Que te susurran al oído canciones que el viento lleva, llenando el silencio de la tarde de algo más que tus propias pisadas. Que pintan de colores el horizonte, para insuflarte ilusiones nuevas. Que me dan la vida.

DE COLORES...

DE COLORES…

Conmigo. Sí. Viajo conmigo.

Para ser otros y a la vez, yo mismo.

Para buscar la luz al final del sendero que nunca aparece a la vuelta del recodo. Pero que sé que está cerca. Lo presiento. Lo espero. Lo necesito.

Conmigo.

A veces fatigado. A veces perdido.

A veces hombre. A veces niño. Siempre persona.

Imperfecto. Aprendiz. Grande, pequeño. Despierto… dormido.

Para subir montañas o cruzar valles desconocidos.

... valles desconocidos

… valles desconocidos

Para recorrer tierras sin fronteras. Saltar muros, cruzar riberas. Y ver rincones que nadie ha visto con mis ojos cansados, pero confiados. Sin apenas moverme del sitio;  siempre en la busca. Desde dentro, desde muy dentro.

Hoy, de nuevo, he vuelto a volar buscando respuestas. Nuevamente en esas horas vacías y huérfanas. Abiertas las alas para surcar espacios. Dispuesto al mismo y difícil peregrinaje. 

Pero el viaje ha sido diferente. Sencillo y cálido. Sin miedo al salto ni al vacío.  

La ensenada tranquila...

La ensenada tranquila…

Por aires templados y conocidos, que me sostenían sobre las miserias y las dudas. Para encontrar al final, ensenada tranquila. Fondeadero a salvo de la ventisca. Sentido al viaje; para reencontrarme… contigo.

Contigo. Sí. Contigo.

Contigo.

Contigo.

Abiertos los ojos con la mirada nueva que Tú me prestas, que me guía.

Y así he caminado raudo sabiendo ya que nada es imposible. Que si creo en mi mismo, a tu lado, no habrá nada que no pueda. Que siempre hay un lugar para el descanso y la espera; siempre. Aunque sea a veces tan largo y tortuoso el trayecto.

Eterno, a veces eterno. Pero siempre alcanzable, como me enseñas.

Y he sentido enseguida tus pasos cercanos, borrando el miedo a lo desconocido, frente a lo que no tengo réplica.  Avanzando. Con tu aliento en esa oscuridad que me ciega. Con tu luz en las sombras.

Y así alcanzar esa paz que me trae de vuelta. Que me aferra a la vida y que me devuelve la ilusión perdida. Que me llena por completo de todo aquello que andaba buscando allá a lo lejos, dentro, en mi propia lejanía.

Sí, a veces algunas veces me pierdo…

Conmigo. Y ahora juntos contigo, nueva vida.  

…………………………

DEDICATORIA:

A l@s que no encuentran las respuestas.

A los que aman a corazón abierto…

 

Read Full Post »

CINCUENTA…

aniversario 2

Para leer escuchando…

…………………………….

Carta desde algún lugar del mundo… 

23 de Noviembre de 2013.

Qué difícil es a veces expresar los sentimientos cuando están tan dentro.

Qué difícil cuando forman parte indisoluble de uno mismo. De los tuyos. De tu propia existencia. Para confundirse con tu vida en el tiempo y en el espacio; sin saber dónde empiezas y dónde acaban ellos. Como formando parte de un todo, irrepetible.  

Recuerdos. Vidas. Recuerdos.

Que yacen dormidos; pero que habitan en nuestro interior tapizando las vivencias más intimas, aquellas que olvidamos perdidos a veces en un mundo tan aséptico y frío. Un mundo que pintasteis de color para nosotros hace ya muchos años.  Con tanto amor…

Cincuenta. Sí. Han pasado ya tantos años, y tan pocos…

Con la punta de los dedos...

Con la punta de los dedos…

Hoy, casi podéis tocarlos con la punta de los dedos. Uno a uno. Como dibujados en vuestros sueños. Trufados de risas y alguna lágrima. Cargados de esperanzas, de ilusiones. Andados juntos. Siempre hacia delante.

Tiempo. Prodigioso regalo. Único.

Tiempo...

Tiempo…

Alguien me dijo una vez que El tiempo es algo más que un simple recuento. Mucho más que una lineal sucesión de horas, minutos… de segundos. Que es ante todo y sobre todo un reto. Un salto en el vacío de las oportunidades. Un lienzo desnudo ante la vida…”.

Queridos padres, gracias.

Gracias por regalárnoslo amplio y hermoso. Fabricado con vuestra ternura y corazón grande hace ya cinco décadas. Gracias. Hemos procurado los cuatro ser dignos de tan fantástico presente. Para dibujar en él momentos inolvidables. Para ver a la luz de vuestros ojos mil amaneceres distintos. Para perdernos y encontrar siempre el camino de vuelta a casa, de vuestra mano. Para ser y sentir lo que somos gracias a vuestro cariño siempre sincero.

Cercano. Impagable. De ida y vuelta.

Ahora ya somos muchos más, gracias a los dos.

Y se tejen otras vidas con pequeños pies que caminan aún con vuestro abrazo tierno. Recorriendo nuestra tierra y otras, orgullosos de ser quienes somos y de donde procedemos. Pero especialmente, de vosotros.

Cincuenta. Cincuenta años juntos.

Para compartirlos hoy mirando atrás con alegría. Con confianza. Fabricando caminos nuevos siguiendo vuestro norte y vuestra sonrisa, siempre presente.

Siguiendo esa senda...

Siguiendo esa senda…

Y queremos andarlos juntos, despacio. Siguiendo esa senda que construisteis para todos,  y que hoy a vuestro lado, aparece limpia y clara frente a nosotros.

Sembrando vidas,  fabricando sueños con vuestro maravilloso ejemplo.

Con todo el corazón. Con toda el alma… Os queremos.

…………………………….

DEDICATORIA:

A mis queridos padres. ¡Gracias!.

 

aniversario 6

… 50.

 

Read Full Post »