Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 enero 2014

DE PUERTAS ADENTRO…

De puertas adentro...

De puertas adentro…

Para leer escuchando…

 ………………………..

Fuera.

Dentro.

Una vida y dos fronteras. Tal vez,  sí, dos vidas…

Dos universos. Dos espacios, dos, que nos limitan. Que constriñen a tantos para desdibujarlos y hacerles perder la magia de ser uno mismo.

Vidas paralelas que construyen seres cambiantes. Diferentes. Asépticos.

Los que laten al son del qué dirán. De lo políticamente correcto. De lo que se espera, de lo previsible y acertado para esa mayoría silenciosa; juez implacable. Sin alma.

Para ya, nunca ser lo que son ni lo que fueron, y acabar siendo lo que creemos adecuado.

Adecuado, qué ironía.

Adecuado sí, pero vacío. Desnaturalizado. Transgénico de sentimientos, huérfano de emociones.

Dos vidas, sí; fuera y de puertas adentro. ¡Hay tantas!…

Mundos escaparate...

Mundos escaparate…

 

Para dibujar así mundos escaparate de sonrisas de día y soledades de noche.

Existencias que pasan las hojas del calendario al ritmo monocorde de la indiferencia, y de las que no me resigno a huir cada madrugada. No lo haré nunca. Os lo prometo.

Las del chisme y lo ajeno.

Las que hacen de lo vecino lo importante.

Fiscales inmisericordes, de conciencias dormidas. Pero olvidando adentro lo propio. Lo suyo. Lo de los suyos. La esencia… lo trascendente.

Cuántos WhatsApps y qué pocos te quiero.

Tantos paraísos Smartphone, tras purgatorios de abrazos y de ternuras.

Vidas en la nube y nubes en su propia vida…

Para así convertirlo todo en frases enlatadas sin alma. Y no descorchar su corazón olvidado.

Porque realmente es allí, allí donde está la solución y la respuesta. La verdadera razón que nos hace grandes. Distintos e irrepetibles. Invencibles.

Allá, donde el sentimiento es vela y el tacto bandera.

Tan fácil. Tan cerca y tan, tan lejos…

No nos importe. No.

Alcemos el vuelo...

Alcemos el vuelo…

 

Y alcemos el vuelo sin uniformes.

Sin corsés que nos aprisionen el alma para pintar el mundo a nuestra manera.

Sin juicios, y sin reproches. A corazón abierto. Pero con el nuestro y con nuestros propios latidos.

Siendo siempre lo que somos, sin honores ni premios, pero viviendo.

Y dibujemos así nuestras horas; cálidas, alegres, compartidas. De piel y de miradas.

Y escuchemos más.

Buscando tener siempre próximos a los que más queremos; porque el tiempo es implacable, y siempre irrepetible. Y nunca podremos saber si nos arrepentiremos de no haber dado aquel abrazo. Ni de haber estado más cerca.

Salgamos al camino con el pijama de casa y durmamos con el traje de calle. No nos dejemos llevar por la rutina ni la complacencia. Y rompamos ese maldito molde que nos atenaza.

Seamos nosotros, nosotras. Siempre orgullosos de ser lo qué somos y cómo somos.

Démonos hasta el último aliento, Y engrasemos el alma para ofrecer su mejor repertorio, sin pensar en el qué dirán ni en el mañana.

Simplemente, vivamos.

Sonriamos.

Amemos.

Seamos.

Por igual.

De puertas afuera…

… y de puertas adentro.

 

Por igual...

Por igual…

………………………..

 DEDICATORIA:

A l@s que no cambian con los vientos.

 

 

Read Full Post »

DOS…

ados 2

Dos…

Para leer escuchando…

 

……………………………..

Una. Uno.

Diferentes.

Dos almas. Dos mundos. Dos caras.

Dos.

Y la vida, prodigioso escenario, nos obsequiará con el mismo camino. Sin avisar.

Para ya cambiarlo todo sin hacerlo.

Un día, una mañana, una tarde cualquiera. Cuando nadie está preparado, porque nadie lo está nunca. Cuando algo, muy dentro, se rompa; para siendo igual nunca volver a ser lo mismo. Y florecer…

Un reto. Maravilloso.

Sí. La existencia nos reta a buscarnos dentro como nunca. A tejer puentes cada uno en su orilla. A bucear en lo más profundo; donde nadie nos ve. A dar lo mejor de ti mismo, pero siéndolo.

Fascinante regalo. Pero un desafío.

Una puerta...

Una puerta…

Una puerta. Pero mil posibilidades.

Un espejo. Pero dos formas de mirarse.

Y mejor ser siempre uno mismo. Mejor siempre…

Para descubrir espacios donde encontrarse; y compartirlos. Donde buscar tu presencia, y tu ausencia.  Donde crecer juntos. A veces de la mano, a veces no. Pero siempre mirándonos a los ojos.

A veces de la mano...

A veces de la mano…

Para querer. Y quererte como seas. En la inmensidad que eso encierra, cuando por fin te encuentre.

Y entonces no te pediré que cambies. Qué dejes tus sueños. Qué des rienda suelta a tus esperanzas. Sólo, que me ames como yo soy; con mis colores y mis sombras. Solamente eso. Tan sencillo; tan complejo.

... mis colores.

… mis colores.

Y Allí estaré.

Donde quieras. Cuando aparezcas. Si lo necesitas. Sin excusas. Sin mentiras. Sin límites ni explicaciones; sólo nuestro propio horizonte…

Y sin partituras.

Pero afinando juntos.

Porque la música brota limpia tocando al unísono, aunque sea con distinto tempo. Haciendo mías tus esperanzas aunque Tú las tejes con tu propia madeja.

Tus días...

Tus días…

Para darte mis noches, y regalarme tus días. Y juntos… hacer la tarde nuestra.

Dos.

Uno. Una.

Nosotros.

Dos puertos de un mismo océano.

Navegar...

Navegar…

 

 ……………………………..

DEDICATORIA:

Al amor verdadero…

Read Full Post »

aregalos 9

Para leer escuchando…

………………………………….

Recuerdo como si fuera ayer como cada diciembre, siempre a la misma hora, cerraba aquella carta mágica; y tras humedecer levemente su solapa, la dejaba caer en el viejo buzón de la plaza, cargada de sueños.

En el viejo buzón...

En el viejo buzón…

Y así cada año. Cada Navidad. Repleta de la misma ilusión, la misma.

Recuerdo que siempre era lunes, el primero de las vacaciones. Y también recuerdo aquel frío y aquella inmensa alegría. Sí… aún lo recuerdo.

“Querido Melchor…”

Así empezaban siempre aquellas misivas con letra redondita. Escritos cargados de ilusiones tejidas con Bic y papel reciclado. Una y otra vez repasadas con mimo.

Repletas de anhelos. De disculpas y promesas. De Scalextric, Mecanos y bicicletas.

De inocencia...

De inocencia…

De imaginación… de inocencia.

Esperanzas de un niño de apenas unos años que se abría a la vida como una flor en primavera.

Hoy, tres de enero, lo recordaba mientras la miraba despacio. Tan hermosa.

Ella no podía verme, sumida en sus sueños; dulcemente apoyada sobre su almohada, en esos minutos eternos donde la mañana se vuelve paraíso.

Apenas un rayo de luz iluminaba su cara y con ella… mi alma.

Me acerqué despacio, y acaricié su pelo antes de levantarme; para sentir cerca su aroma y recrearme en su presencia; para saber que después de tanto tiempo, tenía que volver a hacerlo.

Pero esta vez de otra manera…

Caminé lentamente sin hacer ruido. Y tras preparar un café, tomé papel y pluma y lo hice.

Se lo debía…

[…]

 En algún lugar del mundo…

3 de Enero de 2014.

Querido Melchor:

Llevo muchos años sin saber de ti, sin escribirte. Disculpa mi olvido e ingratitud, imperdonable.

Quedan apenas unos días para que nuestro cielo se cubra con vuestra magia. Para que la noche se haga tan larga. Tan, tan larga.

aregalos 4

MAGIA…

Para las vigilias de millones de ojillos pequeños que os esperan con el corazón encogido, sumidos en un duermevela de fantasía.    

Pero quiero que sepas que no te he olvidado. No lo he hecho nunca. No podría…

Sé que no tengo disculpa, lo sé.

Pero es que la vida a veces nos lleva por la autopista sin rumbo de las metas a conseguir. De las prisas. Del día a día absurdo. Para olvidar los viejos caminos de ensueño de la infancia. Los que tú, los que vosotros me enseñasteis cada enero…

Y nos eleva del suelo, sin darnos cuenta. De la realidad tangible. Medible. Auténtica. Para ya nunca tocarla ni verla de la misma manera. Nunca.

Pero hoy puedo volver a sentirlo. A sentirte. Y quiero contártelo.

¡Llevo tantos años sin contarte ni pedirte nada!… ¡Tantos!

Tantos sin depositar mis esperanzas en tus maravillosas manos. Sin dejar que mis deseos viajen a países lejanos donde vuestro sol no se pone.

aregalos 15

Hoy quiero que sepas querido mago que ya no es necesario. Discúlpame. Ya veo mi propio sol en el horizonte.

Así que esta vez te escribo pero no para pedirte nada, porque nada necesito. Pero quería que conocieras mis razones.

Querido Rey, no olvides pasar esa noche por nuestra casa. No lo olvides.

Te dejaré de nuevo, como siempre, los presentes que tanto os gustan. Los mantecados y la tibia leche que os reconforta. El anís destilado con mimo en mi sur del alma y mi abrazo más sincero.

Por favor, no paséis de largo aunque nada te pida.

Descálzate un rato, haz un alto y caliéntate tranquilo junto a tus compañeros. La noche es cansada y fría, y esta es y será siempre vuestra casa, ya lo sabes.

Estrellados...

Estrellados…

Restañad vuestras fuerzas, tomad aire y surcad después los cielos estrellados, donde flotan los deseos de tantos y tantas…

Esta vez, y tras tanto silencio, sólo te escribo para agradecerte tanto desvelo. Tanta dedicación sincera.

Porque ya no sabría que pedirte. No sabría y no podría. Gracias. 

Gracias por el mejor obsequio.

Por hacer posible lo imposible. Ya solamente me queda desear que los demás lo reciban, y que puedan sentir alguna vez como yo hoy, esta esperanza.

Gracias, porque he vuelto a recorrer por fin aquellos viejos y soleados caminos de niño. A pintar otra vez la vida con los colores más vivos.

A sentir de nuevo mi corazón latir como entonces.

Pintar la vida...

Pintar la vida…

Gracias por devolverme la sonrisa.

Por llenar mis días con la alegría de querer vivir sus horas tan intensamente. Por hacerme sentir en paz…

Gracias; porque quiero que sepas que daré todo lo que tengo por luchar por aquellos sueños que dejé en el camino,  porque todo es posible. Esos que nunca te pedí en ninguna carta; pero que vuelven a mostrarse frente a mí como antes…

………………………………….

 

 DEDICATORIA: 

A l@s que no pierden la ilusión…

A la alegría de mi hija…

ILUSIÓN...

ILUSIÓN…

 

 

     

Read Full Post »