Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 septiembre 2014

HAZME UN HUECO…

Hazme un hueco...

Hazme un hueco…

Para leer escuchando…

 

……………………………

 

Hazme un hueco.

Te prometo no ocupar mucho espacio.

Déjame llegar al fondo de tu maleta de vida para acompañarte. Sólo, déjame; tomaré tu mirada como un sí.

No busqué encontrarte. Fue la vida la que me puso en tu camino para darle sentido a la mía, y ahora ya lo he encontrado.

Hazme un hueco, no necesito más.

Toma de mí lo que precises. Toma mis palabras o apura mi silencio para construir con él las tuyas. Dibujaré sonrisas con ellas y será más fácil el camino.

A cada paso, acompasaré contigo mis pisadas. A cada recodo, dejaré que sigas la vereda, porque lo importante no será la elección, sino el sendero. Y caminaré a tu lado.

No mires atrás, voy a tu vera. No mires hacia delante, no busco guiarte.

Si te detienes, toma mi aire para coger resuello.

Si te falta el sueño, te presto los míos que tienen tus colores.

Te presto los míos...

Te presto los míos…

Si te duele el alma, te abrazaré despacio para curar tus heridas aunque duelan las mías. Esa será mi cura.

Si te pierdes, no estarás sola. Ya encontrarás la salida y yo contigo.

Tú, hazme un hueco.

Dejaré que la lluvia nos limpie y nos sane. Que el sol nos caliente cada mañana. Que la noche nos arrope para vestirnos de una sola piel y un solo cuerpo.

Y vuela…

Surca tus espacios como quieras. Yo te esperaré o volaré los míos como me has enseñado. Será el mismo viento el que nos lleve, aunque no siempre entre las mismas nubes.

Volaré...

Volaré…

Y cuando atardezca, deja que te espere llegar con las alas abiertas. Y la luz de cola…

Hazme un hueco. Sí. Pequeño, pero tuyo.

No quiero que nada sea diferente, para que así todo cambie. Yo me rebulliré al fondo, donde sólo estemos los dos para sentirte más cerca. Sentiré tus latidos que haré míos, y tenderé al aire tus penas para calmar las propias. Seré tuyo…

Pero no cambies.

Que nada te haga perder tu sonrisa. Tu esencia. Tus ganas de vivir que me iluminan. Tus esperanzas. Yo solamente quiero que seas tú misma, así siempre será primavera.

Y cuando arrecie el frío, deja que te arrope. Cuando sonría hazlo conmigo. Cuando yerre… acepta mi ausencia y mis faltas. Cuando te busque… ábreme la puerta.

No ofreceré lo que no tengo.

No seré lo que no soy.

No viviré lo que no quieras, pero aquí estaré con todo lo que poseo.

Tú, solamente, y para siempre…

… hazme un hueco.

 ahueco2

……………………………

 

Tan solo un hueco…

Anuncios

Read Full Post »

CUENTA HASTA DIEZ…

adiez 1

………………………

 

Carta desde algún lugar del mundo

22 de Septiembre de 2014.

 

La vida a veces te sorprende.

Y lo hace porque llevábamos mucho tiempo sin darle la oportunidad para hacerlo. Demasiado…

Y una mañana se acerca despacito a la vera de tu almohada para susurrarte al oído. Para dejarte un mensaje corto y tierno que te reconcilia con ella. Y así, abrir los ojos de otra manera.

Me pasó el otro día y quiero contároslo. Porque hay que narrar al viento las cosas buenas; estoy tan cansado de rumiar tristezas. De encender la televisión y sólo ver un desplegable a todo color de desesperanzas. De un mundo que en demasiadas ocasiones solamente dibuja en escala de grises. Y nosotros con él.

Sí. Ocurrió hace apenas unas horas. Y aún retengo en mi pupila imágenes y recuerdos. Tiernas, sinceras. Repletas de magia.

No hay nada mejor para cargar las pilas del corazón que sentir la alegría de los que quieres. Que ver en su rostro dibujarse sonrisas que parecen no borrarse nunca. Que sentirte parte de sus emociones, y hacerlo de tu mano.

...del corazón.

…del corazón.

Parece entonces que la existencia te concede un tiempo muerto; te deja contar hasta diez para saborearlo todo de otra manera.

Contar hasta diez de ternura. Hasta diez de cariño, hasta diez de esperanza.

Y cuando eso ocurre parece que todo renace, hasta nosotros mismos, pero en realidad simplemente es que nos encontramos con lo mejor que llevábamos dentro, que brota sin darnos cuenta y nos redime.

Ayer, un “te amo” sincero voló por el aire, de mirada a mirada, aunque realmente nos envolvió a todos. Y con él, llegaron oleadas de afectos. Mil brisas de recuerdos.

adios 3

Y ya todo se detuvo… salvo la alegría.

 

[…]

Llevo horas pensando en esto. En por qué no hacemos esa cuenta más a menudo, sin esperar a que venga la vida y ponga a cero el cronómetro. Hay demasiadas cosas que merecen que nos detengamos a saborearlas para aparcar la costumbre en la cuneta y sumergirnos en ellas.

Nada marchita más los días que la rutina. Nada. Y si lo meditamos tenemos tantas cosas buenas a nuestro alrededor, tantas gentes, tanto dentro de nosotros mismos, que merece la pena dar el salto. Y empezar la cuenta…

Y voy a hacerlo, sí, os lo prometo. Cada día.

Y cada mañana voy a contar hasta diez para retomar mis sueños. Para saborear cada número y cada paso.

Mis sueños...

Mis sueños…

Voy a contar hasta diez para no buscar excusas, para dejarme llevar sin rumbo y saborear los días.

Contar para dar y para darme. Para olvidar los prejuicios y valorar lo importante, y en ello emplear todo mi tiempo. De uno a diez contaré en silencio para lo que me salve, para lo que me llegue dentro y me acaricie el alma.

Contaré hasta diez para buscar y buscarte, sin importarme lugar ni hora. Contar, para quererte. Para abrazar y abrazarte. Para perderme en tus ojos y olvidar la cuenta.

Simplemente, a partir de hoy voy a contar hasta diez…   

 

 

………………………

 

DEDICATORIA:

 

A la sonrisa de mi hermano.

A l@s que se pierden cada día en la cuenta…

 

 

 

 

 

 

 

 

Read Full Post »