Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 noviembre 2014

NO MÁS MIRADAS PERDIDAS…

NO MÁS MIRADAS PERDIDAS...

NO MÁS MIRADAS PERDIDAS…

Para leer escuchando…

“Hoy vas a descubrir que el mundo es solo para ti,
que nadie puede hacerte daño, nadie puede hacerte daño…”

TOLERANCIA CERO,

TOLERANCIA CERO.

…………………………..

Cuantas son tus miradas perdidas.

Buscando en la sombra una sola respuesta.

Una luz, una razón, una salida. 

Que te rediman entre tanta tormenta.

 

Ya no queda sal para el mar de tus ojos.

Ni hay viento que lave tus penas.

No hay cielo, ni paz; son mil cerrojos,

Los que aprisionan tu alma y tus velas.

 

Soledad amarga, desgarrando alegrías.

Dibujando en tu cara recelo y desengaño.

Vidas rotas y manos vacías.

Ya no hay sendero para tus pies descalzos.

 

SI CIERRAS LOS PUÑOS...

SI CIERRAS LOS PUÑOS…

Pero puedes volar si extiendes tus alas.

Si cierras los puños y buscas adentro.

Si sales afuera y gritas con ganas,

Que nada podrá nunca enterrar tus sueños.

 

Que no eres de nadie, que eres mañana.

Esa que al alba te mirará al espejo.

Para cerrar las puertas y abrir las ventanas,

Para alejar de ti todos tus miedos.

 

Y habrá una mano, un sol,  un nuevo día.

Un renacer, una ilusión; un tiempo nuevo.

Y mil abrazos limpios curaran tu herida.

Y la oscuridad será solo, para tu carcelero.

PARA TU CARCELERO...

  PARA TU CARCELERO…

…………………………..

DEDICATORIA:

A todas las que han tenido y tienen la mirada perdida.

A Beatriz.

Read Full Post »

SUBIR LA MONTAÑA…

SUBIR LA MONTAÑA...

            SUBIR LA MONTAÑA…

Para leer escuchando…

 

……………………….

Andamos muchas veces deprisa. Demasiado.

Recorremos la vida con la sensación de que podremos volver siempre al último cruce, al punto de partida. Que si no nos gusta el camino elegido, si se nos vuelve complicado, bastará girar y dar la vuelta. Para así olvidarnos muchas veces de lo importante… disfrutar el camino.

Y un día que ya no recordamos, dejamos de admirar el paisaje. Dejamos de pensar por qué estamos en esta aventura, para simplemente olvidarlo.

Me decía hace poco un amigo que es difícil no dejarse llevar por la indiferencia. Que vivir no es sencillo. Que está cuajado de tomas de decisiones cada día, a cada instante, y que no siempre somos conscientes de lo que hacemos y de su trascendencia, ni de todo lo bueno que tenemos y nos rodea.

Sí, llevas razón le comenté. Pasamos muchas veces de puntillas sin saborear lo pequeño, lo cotidiano que apenas llama la atención pero que nos redime. Lo que puede haber de diferente cada mañana por el simple hecho de levantarte y ver a las personas que quieres. A tu familia. A tus amigos. A tu pareja; ese maravilloso logro de haber encontrado entre un universo de gentes, una persona con la que compartir y que está ahí para todo.

De puntillas por ese café que te alegra el despertar. Por ese mensaje que te levanta el ánimo, por ese beso, por esa mano y ese abrazo que siempre es distinto. Por el paseo de cada domingo. Por los partidos con los amigos. Por las tardes de sofá con libro o por esa llamada inesperada que te llevaba en volandas a tomar algo y que rechazamos, porque es imposible quitarnos la coraza de la rutina que nos aprisiona.

... DE PUNTILLAS.

               … DE PUNTILLAS.

Deprisa. Deprisa. Tan deprisa que se escapa por querer llegar a todo sin llegar a ninguna parte.

Y entonces, un día, ese mismo camino se vuelve montaña, sin avisar. En un viaje para el que nadie está preparado; y el sol se oculta. Y todo lo que teníamos se nos vuelve imprescindible y notamos como nunca su ausencia. Valoramos cada paso, cada ternura. Cada momento que antes se difuminaba en mitad del olvido, ahora brilla como un tesoro. Y sus ojos son tu guía y el cielo un universo. La luz es un regalo y la compañía nuestra mejor fortuna.

Cuesta caminar entonces, cuesta. Porque apenas avanzamos y el aire se ha vuelto frío. Y nos gustaría andar más despacio, pero todo corre ahora demasiado, solo que siendo conscientes de la prisa y de lo que hemos perdido. Y lo diminuto se vuelve gigante porque no podemos saborearlo, porque ya no hay varita mágica que nos permita volver al principio, para hacerlo todo de otra manera.

-¿Por qué solo valoramos lo que no tenemos?-me dijo mi amigo entre lágrimas.

 No supe que contestarle…

Realmente, el ser humano es tan maravilloso como complejo. Capaces de todo. De lo malo, pero de lo mejor sin duda cuando nos proponemos ver más allá de lo inmediato, para bucear en lo que nos hace mejores y libres. Confiando en los demás para confiar así en nosotros mismos, en lo que llevamos dentro y necesitamos compartir. Saboreando la vida a trago largo, aunque no siempre sea dulce.

Tal vez, pensé, sencillamente compartir sea y es la respuesta…

COMPARTIR...

                  COMPARTIR…

Sí, compartir. Emociones, afectos y sueños. Compartir alegrías y tristezas, pero hacerlo siempre, mientras podamos, sin que nadie ni nada tenga que recordárnoslo. Sin que sea la ausencia la que motive el recuerdo.

No habrá entonces montaña inalcanzable. Ni problema irresoluble. Bastará con volver a la esencia para encontrar las soluciones, y cuando todo haya pasado, no olvidar nunca lo que nos ancla a la verdadera felicidad, a lo que realmente nos salva. Aunque ya estaremos salvados.

Así que no importa cuán empinada sea la senda ni lo complejo de cada paso, si somos capaces de hacerlo compartido con los que nos quieren. La vida así nos devolverá sus mejores colores, su mejor horizonte, y todo irá bien.

No habrá más prisas, no serán necesarias. Porque, por fin, habremos hallado todas las respuestas.

MONTAÑA4

 

……………………….

DEDICATORIA:

A la vida.

A Beatriz.

 

Read Full Post »

TENGO…

 

TENGO...

TENGO...

 

Gracias a la gran escritora Inma Cerezo por prestarme el primer poema.

@Inma_Cerezo   www. inmacerezo.com

………………….

para leer escuchando…

………………….

 

Tengo un Noviembre, un encuentro; un paso más, un enredo.

Un abrazo al sueño, una apuesta segura, un colorear al abrigo de sonrisa y deseo.

 

Tengo un día, unas horas; un minuto que se esfuma, un pensamiento.

Un momento que nace, una palabra, un emborrono historias… un ya te espero.

 

Tengo una luz y una sombra, una brisa nueva, un aguacero.

Una paz escondida y mil miradas; una risa furtiva, un te quiero.   

Un aguacero…

     

 

Tengo cien lunas, mil soles; una huella no andada, un desespero.   

Una caricia en silencio, un no te vayas, un amanecer contigo, y un mismo cielo.

 

Un mismo cielo.

 Un mismo cielo.

Tengo todo, no tengo nada; unas manos vacías, un mar abierto.   

Una vida que espera, y mil mañanas; una esperanza… porque te tengo.

 ………………….

tengo

DEDICATORIA:

A la vida en todas sus facetas…

Read Full Post »