Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 octubre 2015

ES y NO LO ES.

aes9

Para leer escuchando…

……………………

Lo es cuando no necesita explicarse.

Cuando llega y pone el mundo patas arriba, para ya nada volver a ser lo mismo. Lo es, cuando te envuelve.

Cuando no tiene horas. Cuando no necesita pretexto, causa o momento, porque le valen todos. Lo es cuando llega despacio o deprisa, pero llega; cuando no busca excusas y solo te busca. Lo es de día y lo es de noche. A media luz o cielo abierto. Lo es el primer día y hasta el último; lo es a solas o en la muchedumbre. De piel o vestido. Cerca o en la distancia. Tierno o apasionado. Lo es sin partituras, pero sinfonía… 

De piel...

De piel…

Lo es, cuando siempre te espera.

Cuando es sincero, cuando no calla y te aturde. Cuando es sonrisa o lágrimas compartidas. Cuando todo es fácil o cuando se vuelve complejo pero juntos; cuando te fallan las fuerzas, pero se queda. Lo es en las calles, en las aceras; bajo el sol o bajo la lluvia. Siempre que quieras porque quieres siempre. De cualquier manera o a la suya. Lo es y siempre quieres contarlo. Lo es a pesar de tus defectos. Simplemente es y ya nada importa.

Bajo la lluvia...

Bajo la lluvia…

Lo es si te falta el aire pero es brisa fresca.

Si sin hablarte, lo entiendes. Si lo entiende todo aunque a veces duela; si al mirar duele hasta lo profundo pero cura tus heridas. Si lava tus culpas, si no conoce fronteras. Si rompe, salva, limpia, sana… libera. Si es así puedes saberlo y no necesitas más explicaciones.

No es si te lo preguntas.

Si te justificas porque no te arropa. Si busca excusas para serlo; si pone límites, si no eres suficiente. No es cuando es silencio y es dudas. No, cuando sabe a sal aunque luches. Cuando lo justificas, cuando necesita evidencias. No lo es si tienes que recordarlo.

Si es silencio...

Si es silencio…

No lo es si piensas que lo fue antes, si es más memoria que presente. Si duele pero de otra manera; y si ofenden sus silencios. No, si solo aparece entre risas y vuela frente a la tristeza. Si tienes que salir a buscarlo, fuera o dentro de ti mismo. Si solo es de noche y huye de día. Si solo a escondidas y no entre la gente.

No, si no es música, si no huele distinto. Si no es en cualquier sitio y a cualquier hora. Si no te acepta siempre, si te analiza, si te encierra; si te exige ser lo que no eres. No lo es si quiere cambiarte, y si no lo haces se enroca. Si no te comparte, si te examina. No, si te aleja de los que quieres y de tus esperanzas.

Si te arrincona...

Si te arrincona…

Nunca lo es si te entristece. Nunca si te arrincona, si no te ilumina, si oscurece tus sueños. Nunca si te hace pequeñ@. 

Porque lo es cuando brillas. Cuando saltas sin dejar el suelo. Lo es, cuando se dibuja en solo cuatro letras.

Y tú, para siempre, lo eres.

AES2

……………………

DEDICATORIA:

A Beatriz.

Read Full Post »

SIN PALABRAS.

asinpalabras

Para leer escuchando…

………………………………

Cuando escuchó sus palabras algo se rompió por dentro. No estaba preparado; ni nadie lo estaría. Porque cuando alguien se entrega a corazón abierto no espera límites ni dudas, explicaciones ni partituras, solo caminos por descubrir juntos, sin más fronteras.

[…]

Había sido largo. Más de lo que nunca hubiera pensado…

Un viaje difícil y solitario como no recordaba. Nada es más complejo que andar buscando algo que nunca sabes cómo ni cuándo aparece; en ese éxodo interior en el que nunca hay norte ni guía. Y cuando surge, cuando de pronto una mañana se cruza en tu vida, todo se torna de otro color pero te vuelve transparente como no recordabas. Vulnerable. Abiertas de par en par todas las puertas, sin más cerrojos que la confianza. En mitad de ese dolor dulce y nuevo, como habías olvidado; realmente como nunca habías sentido.

Y así se hallaba. Suavemente perdido en su mirada. Esa que dolía.

Construir aquel amor no le había costado nada. Surgió solo entre la muchedumbre de horas y silencios, lento y raudo al mismo tiempo. Calma y ciclón a la vez. Ternura y pasión por igual. Tan íntimo, tan distinto. Tan difícil de hacer entender a nadie, incluso a ella misma; que nunca se había sentido igual. Porque nada es más verdadero que lo que no puede expresarse con palabras, ni más intimo  e intransferible.

Y aunque entendía que a ella la duda le asaltara, náufraga de un amor tóxico que la había dejado extenuada, las palabras a veces herían como dardos invisibles. Aunque él supiera que en el fondo, aquel vuelo no era más que una dolorosa rémora de tantos años de oscuridad y vacío.

Calma...

Calma…

Así que aquella mañana, tras la tormenta solo hubo una calma corta y tierna. No necesitaba más porque la entendía y la quería tal y como era. No pretendía ni podía amar de otra manera; nadie debería hacerlo, pensaba. Porque no se puede querer a otro si no es con sus heridas y sus ausencias.

Perdón por callar, por cambiar de rumbo, por soltarte la mano… por perderme y nadar en lo profundo—le dijo ella al oído. Y pensó que nada le había sonado nunca más dulce, ni llegado más dentro.

[…]

Dos...

Dos…

Y dos se encontraron. Se buscaron como si estuvieran diseñados para encajarse. No hubo más palabras. No era necesario. El camino seguía frente a ellos, y la vida solo estaba esperando.

………………………………

DEDICATORIA:

A mi querida Beatriz…

El camino...

El camino…

Read Full Post »

SUR.

asur3

Mi Sur…

Para leer escuchando…

………………………….

Tal vez porque el aire es diferente; o porque sin serlo lo parece.

Porque todo tiene otro ritmo, otro tempo. Un espacio propio donde basta con aspirar lo que nos rodea como si fuera propio, íntimo, para sentirnos en casa. Tal vez…  

Quizás porque las cosas tienen el sentido justo, en el momento justo; justo en ese momento y no en otro. Porque la calle se acaba convirtiendo en tu casa, y tu casa en la de todos. Porque aún creemos en los atardeceres y salimos a buscarlos; porque la luz entonces nos baña y no nos broncea. Por eso, puede que por eso.

...en los atardeceres.

…en los atardeceres.

Y tal vez porque no nos resignamos. Porque no perdemos la esperanza. No solo no la perdemos sino que luchamos por ella con uñas y dientes, con la fortaleza de un adulto y la ternura de un niño. Esa esperanza en que lo cercano siempre es mejor que lo distante; en que un abrazo sana todas las heridas y en que una sonrisa no se pide, no se compra, siempre se siembra. Por eso.

Porque no nos gusta dar explicaciones y por eso lo contamos todo. Porque si te lo ofrecemos, es sincero. Y si no es sincero mejor pasar a otra cosa. Porque sabemos que los amigos son la familia que nos permitimos elegir, y por eso nos gustan las familias numerosas. También por eso.

Quizás por sus silencios. Quizás por sus estruendos.

asur5

…de vino.

Por las pasiones que no se encierran y se encabritan en el aire para llevarnos de farra por la vida. Por sus barras plagadas de vino y confesiones. Por sus plazas preñadas de arte y de emociones. Por sus gentes sencillas; por lo sencillo de sus gentes. Tal vez por eso también.

Porque no hay brújula que marque sus fronteras; y de este a oeste, no hay huérfanos ni emigrantes de afectos. Porque nos gusta compartirlo todo, aunque nada tengamos. Y porque allí no hay mayor placer que la palabra, ni más tesoro que saborear las horas hasta olvidarlas.

Tal vez por sus montes, por sus riveras. Por sus mares de olivos o sus océanos de alegrías. Por sus playas abiertas a los cuatro vientos y sus calles encaladas de historias. Tal vez, simplemente, porque nadie se siente extraño cuando lo recorre; tal vez porque ninguno es prisionero de sus caminos, ni de sus miserias.

Mar de Olivos...

Mar de Olivos…

Sí. Puede que porque nos bebemos la vida a sorbos largos, en vasos pequeños. Porque nos gusta el regocijo de lo diminuto o la felicidad de lo intangible. Porque no preguntamos lo que no tiene respuesta, ni nos importa. Porque si somos felices no necesitamos veredictos ni sentencias. Ni propias ni ajenas.

Porque es altivo pero cercano. Abierto pero a veces inexplicable. Sonoro pero muchas veces casi sordo al dolor y la culpa. Pero siempre renace con la fuerza de un mar que quiere llegar a la orilla.

...a la orilla.

…a la orilla.

Por todo eso.

Por sus luces y sus sombras. Por su tierra cálida y su brisa que envuelve. Por sus horizontes cargados de confianza en la gente y en lo que somos, por eso me quedo a tu lado.

Me quedo, pero quiero que Tú vengas, que vengáis. Que os arropéis con el mismo manto que me salva de todo y me libera. Aquí donde todo es posible… en mi Sur del alma.

asur

………………………….

DEDICATORIA:

A la brisa suave de mi Sur.

A tus abrazos tiernos…

  

Read Full Post »

CUANDO NADIE ME VE…

ameve

Para leer escuchando…

“A veces me elevo, doy mil volteretas, a veces me encierro tras puertas abiertas…”

………………………

La brisa es calma. Me pongo la ciberescafandra y me sumerjo en el océano de Internet. La mar 3.0 me recibe con sus millones de brazos abiertos que te aturden. 

El cursor, me mira nervioso; preguntándose qué voy a proponerle a su primo GOOGLE, que divertido, me mira al otro lado de la pantalla. Cierro los ojos tan solo un momento y casi puedo sentirlas. Puedo notar su presencia revoloteando a mi alrededor; y siento ese cosquilleo que me recorre la espalda cada vez que me acompañan; sí, cada día que las musas quieren compartir unas horas conmigo.

El café me ayuda. La verdad es que la tarde no acompaña mucho para este tipo de buceo interminable; y me llama vestida ya de otoño y yo lo escribo “Hoy se ha disfrazado de lluvia, de manto de hojas que vuelan, y con su camisa de agua fina me susurra al otro lado de la ventana para que la acompañe…” 

Respiro despacio, me cuesta no escucharla. Intento desesperadamente no dejarme llevar por sus cantos de sirena, aunque a través del cristal veo como las nubes me anuncian su presencia. Y casi vuelo a su lado. Pero en un último instante saco fuerzas de flaqueza, y dejo que mis dedos se deslicen por el teclado, compañero del alma y lo intento.

 P… A… R… A…     E… L…     V… I… E… N…T…O…  

 

Una a una aparecen tintineando en un recuadro mágico; dibujando a su paso imágenes y formas que cambian conforme voy escribiendo el resto de sus compañeras. De pronto las doce, como en un círculo asombroso, comparten su misión de búsqueda y mi Blog aparece. Y entonces, lentamente, con un solo golpe de aletas, me refugio en su guarida de nuevo En ese país de historias que florecen sin saber cómo. El de las emociones que toman cuerpo, alma y mirada. Esa patria hecha de palabras y sueños de un Sur que se despereza al otro lado de mis pensamientos.

Y me dejo llevar como siempre por mi intuición y por sentimientos. En una búsqueda que remueve mi conciencia y hace chirriar todas mis costuras; las de dentro, las del alma. Para en cualquier momento convertirse en relatos que van tomando forma y vida propia para adueñarse de mí mismo; para arrastrarme a lugares que nunca he conocido o a mis habitaciones más recónditas.  

Intento escucharlas. Perderme en sus susurros para tejer con ellos las ideas que me invaden como a borbotones, y en cada impulso, en cada frase, dejo tanto de mí que casi duele. Aunque es un dolor dulce, que embriaga. Del que ya no puedo prescindir ni quiero.

ameve2

Poco a poco va surgiendo. Y percibo que el tiempo toma otra forma y adquiere otra importancia. Que ya no importan tanto los minutos, el lugar; que todo se vuelve un poco indiferente. Que a la vez que se construyen los segundos se difuminan, como en un juego del escondite permanente. Donde por momentos somos actores y espectadores. Protagonistas y secundarios. Donde el mismo tiempo es a la vez guión y destino. Trama y desenlace. Pero en el fondo percibo que todo es solo parte de un mismo y único fin. Donde somos únicamente una minúsculo fragmento de una misma película; la propia vida.

Y entonces, al escribir, al dejarme llevar por sus emociones que me arrastran me doy cuenta que casi puedo tocarla cerca. Que toma tierra frente a mis ojos, en esa pantalla. Y que en esencia todo adquiere sentido si lo que narro nace de dentro; si lo disfruto como si fuera el último día del verano en pleno octubre…

………………

Ha pasado ya mucho tiempo; y no aguanto más, voy a dejarlo. Me despido del primo, del ratón, de mi gastado teclado para llegar casi exhausto a la playa de una realidad, que me espera.

Bajo entonces despacio la escalera y tiendo la mano a un día que casi ya se viste de noche; pero no me importa. Tengo la sensación de que el viaje ha merecido la pena. Ahora solo me queda dejarme llevar por estas horas templadas y vivirlas, para tal vez algún día poder contarlas frente a frente como nacieron. Como nacen cada vez que me atrevo a recorrer nuevas estancias y espacios. Como cuando nadie me ve…   

Cuando nadie me ve...

Cuando nadie me ve...

………………

DEDICATORIA:

A tod@s los que escriben…

A tus abrazos tiernos.

 

Read Full Post »