Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 septiembre 2016

LLUVIA DE VERANO.

alluvia2

LLUVIA DE VERANO.

Para leer escuchando…

Escucha el viento, escucha el río, mira hacia el mar, ya no hace frío. Abre las puertas, cierra los ojos, ven a la calle, vente conmigo”.

…………………

Llegaste como llega la primera lluvia del verano. Cuando nadie la espera, cuando parece que hemos olvidado el olor a tierra húmeda y a vida que se abre camino a su paso.

Llegaste despacio, pero pisando fuerte mi alma. Desempolvando lo mejor de mí mismo para construirme distinto sin ser diferente. Para lavar mis penas con tus palabras tiernas, para reconciliarme con la vida y con la esperanza en lo que aún me queda por caminar, por hacer, por luchar, por errar; por decidir.

No me pediste nada. Nada a cambio. Sólo me diste lo mucho que llevabas dentro, aterido de olvido. Acurrucado en lo más dentro de ti, esperando volar fuera para dibujarlo todo de colores a su paso. Y conmigo lo hiciste, para borrar un gris que lo adormecía todo por dentro.

Me sonreíste. Recuerdo como ayer esa sonrisa limpia. La luz en tu mirada. Ese momento tan difícil de explicar pero tan fácil de recordar porque lo llevo tan dentro. Y pensé, que había sucedido. Que había ocurrido. Que no era momento de pensar en ayer ni en mañana. En nada que no fuera aquel instante, aquella magia que envuelve raras veces pasajes de nuestra vida dejando en lo más profundo una huella imborrable que nos cambia para siempre.

Sí. Como lluvia de verano.

 

alluvia3

Como lluvia de verano…

Que recorrió mi cuerpo, mi piel, mis heridas. Que embadurnó de cariño mis prejuicios y mis faltas. Que me devolvió la confianza en lo que soy o puedo llegar a ser, si persevero. Que me salvó del abismo. Que me elevó sobre la tristeza. Que me reconcilió con la verdadera esencia de lo que siempre había soñado y que había dado ya por perdido. Agua de mayo en agosto. Agua limpia, tibia, sanadora.

Lluvia que me devolvió a la tierra de golpe. A esa que nos aferra a lo mejor de la existencia. A la que hace brotar abrazos y esperanzas. A la que siembra noches y esparce mañanas. A la que nos acoge cuando no nos queda nada más que la derrota, pero es nuestra. A la tierra mojada que nos devuelve a casa recostados sobre un lecho de confianzas, sobre una almohada de ilusiones.

Lluvia. Y como lluvia llegaste para quedarte. En verano aunque fuera otoño en mi corazón que germinó en primavera. Lluvia. Que me llevó de la mano hacia lo que ahora soy, hacia lo que tengo. Sobre mis miedos y mis derrotas; sobre los que tú construiste frontera de cariño tras la que me refugio cuando me pierdo.

Lluvia de piel y caricias que me desnudan de pesares. Agua de paz. Manantial de risas y de calles que pasean nuestra alegría. Torrente de un amor que llegó al sur desde el norte para ser mi brújula y mi bandera.

Lluvia de verano.

Mi paz. Mi corazón. Mi compañera.

 

alluvia

…………………

DEDICATORIA:

A Beatriz.

Read Full Post »